Tatuarse a veces no es tan inocuo. Algunas tintas de origen mineral, especialmente en la gama de rojo, pueden generar cuadros de alergia en algunas personas. Esta reaccion alergica se manifiesta por intensa picazon, ardor, sobreelevacion de la piel, trasudado (perdida de liquido por el tatuaje) y en el peor de los casos cicatrices queloideas.

Con la utilizacion de laser de picosegundos en longitud de onda luminica especifica para esa gama de colores se logra eliminar el pigmento y de esa forma resolver el cuadro de alergia.

 

15/11/2017 / Sección: Noticias