Con este tratamiento láser, se logra derretir selectivamente la grasa sin generar tanto efecto térmico periférico, eliminando la cicatriz que dejaría la clásica intervención quirúrgica

¿En qué consiste?

Los xantelasmas son una afección que se produce alrededor de los párpados, que se caracteriza por ser bilateral.

Su característica principal es el desarrollo de placas amarillas relacionadas por el exceso de colesterol. Estas lesiones se sitúan en las capas superficiales y medias de la piel y se diseminan en toda la región periorbital generando un aspecto avejentado y de cansancio en los ojos.


¿Cómo tratarla?

Antes solo tenían resolución quirúrgica: resección de parte de piel afectada por el xantelasma dejando cicatriz residual.

Hoy la eliminación se logra con Láser de Dioxido de Carbono Fraccionado derritiendo la grasa a través de la piel sin dejar cicatriz alguna.